Señor EPN, ¿tiene el valor o le vale?

Algo pasa señor EPN (claro, aquí caigo en el lugar común, pero de verdad, sin mala intención), que no le ha dejado reaccionar a tiempo y en forma, adecuadamente; desde el punto de vista de este pobre mexicano desconocedor de los entrepaños de la política nacional, pero casualmente, si nos ponemos a analizar, coincidente con millones de compatriotas que están, por decir lo menos, contrariados con su actuación.

¡¿Para que le hago un recuento de demandas?! ¡¿Para qué le hago un recuento de recordatorios?! Supongo que en alguna parte de ese lugar que son Los Pinos o en Palacio Nacional o en algún otro lugar, le dirán cómo van las cosas, cómo piensa una gran parte del pueblo que, al menos en la formalidad, dicen que usted gobierna.

Pero hoy le quiero pedir un poco más de dignidad, ante ese señor @POTUS y sus agresiones verbales y no verbales, hacia todas y todos los mexicanos. ¿Se podrá? ¿Usted podría, cuando menos, mostrar algo de dignidad ante este tipo mal educado que ahora es presidente de los USA.

Pero también, quisiera pedirle a usted, porque usted es el jefe (quiero creer), de un amplio grupo de asesores; decía, quiero pedirle algo de inteligencia, algo de colmillo en relaciones internacionales (y claro, en esto va implícito el retiro como canciller de su amigote Videgaray). No puede ser que sea chamaqueada tras chamaqueada (espero que sepa lo que ese término significa). De ayer (25 de enero) a hoy (26 de enero), ese zanahorico sujeto @POTUS, lo ha hecho quedar (y con usted a todos sus representados, es decir, a todos los mexicanos), como un real lazo de cochino.

Y para terminar esta entrada, como decía un spot de su amigo Azcárraga Jean: ¿tiene el valor o le vale?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *