El mal rato

“No se está haciendo por alguna cosa más que por el mal rato que pasaron; ayudarles, no a que sea menos malo, porque eso no se paga con dinero, pero ayudarles [en) gestiones que quizá, si no hubiera la intervención nuestra, podrían tomar mucho tiempo’’

Gerardo Ruiz Esparza

 

La estúpida declaración del Secretario de Comunicaciones y Transportes de México, Gerardo Ruiz Esparza, en relación a la indemnización aceptada (o no), por los familiares de los dos hombres que murieron a raíz de caer en el mosuntroso socavón del Paso Exprés de Cuernavaca, es estúpida por varias razones:

  1. Demuestra la insensibilidad del secretario ante el dolor y la desgracia ajenas. Como dice Julio Astillero, si hubieran sido familiares de los “líderes políticos” o empresarios del país, no hubieran muerto y hubieran sido rescatados en muy poco tiempo. Entonces debemos concluir que el secretario Ruiz Esparza es, cuando menos, indolente ante las desgracias del común de las personas que “no están en el nivel adecuado de importancia social, política y económica.
  2. Demuestra su falta de inteligencia; en efecto, no sabe lo que dice y, si pensamos que nos es “malo en si”, concluiremos que la inteligencia propia de un humano corriente, le es ajena y carece del sentido común para utilizar el lenguaje apropiado para guardar el debido respeto a los fallecidos y a sus familiares.
  3. Pone en evidencia su poco interés en la desgracia, pues nunca se le ocurrió averiguar de qué manera tan espantosa muriron los dos hombres. Claro que sabe la causa: muerte por asfixia por confinamiento. Pero no se le ocurrió a él o a uno de sus subalternos, averiguar en qué consistía semejante muerte, donde según los expertos, se presentan cuatro etapas, cada una más terrible, la primera, se le llama el periodo cerebral, en él, se manifiesta desvanecimientos, vértigos, zumbidos de oídos, terrible angustia, pulso acelerado, respiración lenta y perdida de conocimiento. En la segunda, en el, período de excitación cortical, hay convulsiones generalizadas, micción y defecación, sudoración, sialorrea (exacerbación del reflejo esófago-salivar, alta producción de saliva, pues), cara cianótica, hipertensión arterial, semierección y eyaculación con pérdida de sensibilidad y de los reflejos. Después viene el período de apnea, donde se paraliza la respiración y hay un aumento de la cianosis. Al final, en el período de paro cardíaco, el corazón se acelera rápidamente y por ultimo sobreviene el paro cardiaco que causa la muerte. Este es el mal rato que pasaron Juan Mena López, de 56 años, y Juan Mena Romero, de 30, y después el mal rato de saber de las muertes para sus familiares. Y eso vale, para Gerardo Ruiz Esparza, un millón de pesos.
  4. Es una declaración estúpida porque, inmediatamente del “mal rato”, trata de rectificar y acomodar su estupidez, con una aún más grande: “ayudarles [en) gestiones que quizá, si no hubiera la intervención nuestra, podrían tomar mucho tiempo“. Es decir que con y sólo con su ayuda, estas personas podrán dar trámite al entierro de sus familiares, de manera expedita. Vaya, ¡Gracias!, debió pensar la familia Mena López y aún, declararlo a grito en cuello.
  5. Con esta declaración canalla (por decir lo menos), Ruiz Esparza demuestra que al igual que su jefe, no está a la altura del encargo que tiene como secretario federal.
Gerardo Ruiz Esparza Socavón Paso Exprés en Cuernavaca
Gerardo Ruiz Esparza / Socavón Paso Exprés en Cuernavaca | FOTO: MARGARTIO PÉREZ RETANA / CUARTOSCURO.COM

El socavón de Cuernavaca, se convierte (por sí msimo y por laas reacciones de la “clase política”), en uno más de los grandes errores de la administración de enrique peña nieto (ya nada en él o relacionado con él merece las altas) y que llevan su barco (acaso tuvo uno a su comando) a la deriva y en medio del hundimiento cada vez más evidente.

Ese terrible accidente es otra sima en este destartalado camino democrático de México, en el que todos tenemos algo de culpa y pocos, muy pocos atenuantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *