De dinosaurios y cosas peores

A propósito de una nota sobre el presupuesto 2018 y su austeridad, anunciado por Meade, y después de ver otra nota sobre el presupuesto para el INE en el mismo año, me surgieron algunas cuestiones que no puedo dejar pasar.

Comencemos con los datos que proporciona el encargado de alimentar a la raza dinosurica a la que hemos decidido dar el poder de gobernaarnos (o desgobernanrnos, según sea su deseo), es decir, el Instituto Nacional Electoral):

1997

Ocho partidos políticos recibieron: $ 2,111,493,862.21

1998

Cinco (¡cinco! partidos recibiron: $ 1,046,566,954.67

1999

Once partidos recibieron: $ 1,312,364,394.68

2000

El año en que Vicente Fox Quezada (que este año arreció su ofenciva contra el buen gusto, para declarar estupideces sin ton ni son) ganó la presidencia de la república bajo el membrete del pan

Once partidos recibieron: $ 3,064,092,232.97

2001

Ocho partidos recibieron: $ 2,250,685,592.84

2002

Once partidos gastaron: $ 2,439,871,186.19

2003

Once partidos se repartieron: $ 4,823,580,695.43

y cinco más gastaron: $5,549,908.13 en elecciones extraordinarias.

2004

Seis partidos recibieron: $ 1,854,982,039.91

2005

Ocho partidos se gastaron: $ 2,013,252,441.28

2006

El año en que el pan repitió en la presidencia de la república con felipe calderón, de infausta memoria. Ocho partidos recibiron (haiga sido como haiga sido): $ 4,171,096,908.42

2007

Los mismos ocho, este año se embolsaron: $ 2,704,100,762.62

2008

Ocho partidos se gastaron: $ 2,690,311,483.58

2009

Para este año, los mismo ocho partidos, recibieron la friolera de: $ 3,631,639,027.91

Hay que hacer hincapié en que, para este año, la figura de enrique el mínimo, se comenzaba a construir desde los talleres demiúrgicos (díganle a epn qué significa el terminajo) de televisa.

2010

Siete partidos se gastaron: $ 2,997,358,834.02

2011

Los mismo siete volvieron a repetir con: $ 3,212,932,808.88

2012

(AP Photo/Juan Karita)

Los mismos siete que prácticamente llevaron a enrique el mínimo a Los Pinos, recibieron: $5,142,514,887.61

Y claro. Ya lo saben pero se los recuerdos, en este año, llegó al poder presidencial uno de los peores presidentes (no es que lo anteriores fueran perfectos o algo siquiera parecido a eso, también han sido un desastre) de México: enrique peña nieto.

2013

A los mismos siete, les cayó en su morralito: $ 3,670,843,752.87

2014

En este año, con el Humanista, Morena y Movimiento Social, les tocó repartirse $ 3,925,109,677.15 a diez partidos hambrientos y voraces.

2015

Para este año de elecciones intermedias, a los mismo diez les tocaron $5,199,695,918.16 nada despreciables pesos para repartirse. Pero para sus campañas extraordinarias, les tocaron $ 1,694,136.51. Es decir, un gran total de $ 5,201,390,054.67 del águila para trabajar a gusto.

2016

Nueve partidos registrados para repartirse $ 3,953,658,321.27

Pero, ¡esperen! A los registrados en la Ciudad de México, les cayó una lanita por la famosa Asamblea Constituyente que ha servido para maldita sea la cosa (o sea para pura chingada). Así, 9 partidos se beneficiaron con $91,348,894.26.

Es decir que se repartieron algo así como $ 4,045, 007, 215.52

2017

Para este año, donde se dio la “gran batalla” por el Estado de México, nueve partidos llenos de “experimentados políticos” (es decir, que han vivido del erario público casi toda su vida), se repartieron la bolsa de $ 4,059,213,905 pesos del águila.

Después de este recorrido por la infamia financiera (faltaría el presupuesto operativo del mismo INE antes IFE y los organismos estatales), tomemos la calculadora del celular y sumemos.

La cantidad que verás, probable lectora, lector; es una crueldad y si la relacionamos con el beneficio que nos han arrojado las políticas públicas impulsadas por presidentes y legisladores, todos, elegidos con el dinero de los impuestos y, seguramente, de la deuda aprobadas por ellos mismo, meses o años después, el resultado es terrorífico.


¡50,313,251,106.22!

¡Más de 50 mil millones de pesos!


Sí, esa es la cantidad.

Ahora, sólo para que tener una idea de lo que significa todo este dinero entregado a los partidos en los últimos 20 años; en una página de transparencia del gobierno federal, se dan estas gráficas para el 2017:

¡¿Se dan cuenta?!

Significa que los partidos políticos se han gastado en 20 años, lo que no ganamos como país en 20 años. Porque supongan que estos ingresos se hubieran mantenido constantes desde hace 20 años (cosa bien fumada, claro). Eso significa que en 20 años, México hubiera generado tanto dinero como para que el gobierno gastara


¡ $ 96,750,246 ! pesos


Lo que significaría que le habríamos dado a los partidos políticos, para operar y hacer campañas, algo así como más de la mitad del dinero generado.

Estas especulaciones traen muchas dudas a la cabeza:

¿Estoy “contento” con los partidos?

¿Me interesan sus “Proyectos”? ¿Te interesan a ti, probable lector?

¿De qué o para qué nos ha servido esta “democracia” imperfecta de la que nos dicen que gozamos?

Francamente yo, no le veo ni pies ni cabeza y menos aún, quiero seguir pagando los sueldos y gastos de los partidos políticos.

¡Todos ellos son una basura, una lapa, un parásito del que deberíamos deshacernos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *