Recetar pasteles

Hubo un foro Impulsando a México. La fortaleza de sus instituciones, hace unos días; que pretendió ser

un punto de encuentro entre líderes empresariales, de la sociedad civil, de la academia y del sector público, en donde se abordará la visión que se tiene sobre el país desde diferentes ámbitos y perspectivas.

Pero que más pareción una pasarela de presidenciables priistas (o enriquistas), con públicos a modo y preguntas sin estridencias. Más un eco del informe de enrique el mínimo que un foro para proponer ideas nuevas.

Meade Kuribreña gris, sin encanto, sin carisma con el que se le pueda recordar, planteando una continuidad económica que “nos conviene” y de la que pronto veremos resultados (dede Miguel de la Madrid Hurtado nos vienen recitando el mismo canto, tal vez desde antes pero no me alcanza la memoria), ciñiéndose al guión escrito por los consejeros de enrique (no creo que sea capaz de escribir una línea coherente) y respondiendo a preguntas que le permitiron reforzar sus ideas.

Aurelio Nuño Mayer, dió cátedra de historia para mostrar lo buenazos que son en el pri para darnos educación, desde las primeras letras hasta universidades públicas (no se le ocurrió hablar de las normales y normales rurales creadas por Lázaro Cárdenas en el periodo más “socialista” de la historia de México; lo que le permitió concluir en la “necesidad” de la reforma impulsada por enrique el mínimoy prácticamente volvió a tundirle a los profesores contrarios a los esquemas de supervisión y evluación que propone la eforma impuesta.

El Doctor José Narro Robles, el pobre ex-rector comenzó desde su nombramiento por una pendiente que ha diezmado su reputación y ha enlodado su nombre en las marismas de la política y subió como el comparsa sin oportunidad de ganar pero con la actitud de ayudar a su jefe. Recetó también clase de hisoria para acabar con los grandiosos avances del peñanietismo decadente.

El redivivo (según algunos corifeos) Miguel Ángel Osorio Chong, se encargó de recordaarnos que antes estábamos peor y que al comienzo todo iba bien hasta que llegaron los malvádos y malévolos gobiernos municipales y estatales, para echar a perder todo y dejar a los cárteles de la droga y demás crimen súper-organizado enturbiar el mar de calma en que él había dejado el país.

enrique el mínimo, por su parte, en el papel vergonzoso en que se pone cada vez que carece de teleprompter y le ponen delante a un preguntador como adela micha (esta tampoco merece altas), se encargó de echarle mirda a AMLO (y ¿cómo no?, si lo hizo la ONU que no lo haga en el mentado foro) y de paso aprovechó para echarnos mierda a todos los ciudadanos que nos empeñamos en ver corrupción hasta en las piedras.

Pero las caja de resonancia de enrique el mínimo es cada vez más pequeñs y menos efectiva y el problema es que no tiene amigos que se lo digan. Como a María Antonieta, se le hace fácil recetarnos pasteles, sólo que aquí no hay posibilidad de recetarle patíbulo o cadalso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *