El plan B

Despué de la visita de Donald Trump y la defenestración de videgaray, hace poco más de un año, analistas de toda laya y de casi todas las ideologías, advirtieron sobre el “peligro para México”, que significaba el rubio naranja si llegaba a la presidencia de EUA.

enrique el mínimo se decantó por el consejo de videgaray que, a su vez, ya había decidido jugarse su futuro junto al yerno de Trump, Jared Kushner. Así que enriquito hizo otro nudo al lazo que nos mantiene dependientes de EUA.

Ya habían trozado a pemex, ya habían esquilmado al país, desde entonces y aún antes, la inseguridad y la violencia nos tiene como en ratonera, seguían desaparecidos los 43 y los niños de la ABC seguían sin justicia. La casa blanca de la gaviota era cosa del pasado y la de Malinalco y la de las Lomas eran apenas unas motas de papel en el traje impoluto de enrique el mínimo.

Aún así, obcecados como son, no nadie hizo por construir un escenario viable para la terminación del TLCAN y llegó el 17 y se reiteraron las amenazas y nos cayeron los desgraciados temblores de septiembre, y las “rondas de negociación” de final triste y ya no hay petróleo, ni turismo ni remesas que salven a la economía. No hay plan B y por mucho que diga guajardo, no tenemos con qué voltear a Europa, a Oriente o a la Luna…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *